martes, 8 de mayo de 2012

Alteraciones del habla


Disfemia (dificultad en la fluidez del habla) 



La tartamudez o disfemia es un trastorno del habla, y no del lenguaje, que se caracteriza por interrupciones involuntarias al hablar que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, por miedo y estrés. Ellas son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias. 

Causas de la disfemia 

  • Genéticas: En gemelos monocigóticos disfémicos, si uno sufre tartamudez el otro tiene un 77% de posibilidades de sufrirla, mientras que en los dicigóticos es de un 32%. Asimismo, existe entre un 30% y un 40% de posibilidades de que el hijo de un progenitor disfémico tenga disfemia. 

  • Sexo: Es más frecuente en hombres (75%) que mujeres. 

  • Trastornos de lateralidad: Actualmente se considera otro mito más sobre la causa de la tartamudez. Por otra parte, la mano dominante del tartamudo no influye de manera significativa en la severidad de su tartamudez. 

  • Psicolingüísticas: Frecuentemente se oye que la causa de la disfemia en ciertas personas de elevada inteligencia puede estar en que su pensamiento avanza más rápido que su lenguaje. Esto no es del todo cierto. Sería más correcto decir que tienen un déficit en el pensamiento linguoespecular frente a un elevado procesamiento sensoactorial. 

  • El pensamiento linguoespecular es aquel en el que pensamos en un significado y asociamos visualmente a la palabra escrita que lo representa, mientras que en el sensoactorial lo asociamos a la imagen. Por lo tanto, si un sujeto tiene una inteligencia basada en una capacidad de asociar estímulos visuales no lingüísticos sí puede tener problemas de articulación correcta del lenguaje. 

  • Traumáticas: Se refieren a la aparición de la disfemia como resultado de un choque emocional (poco frecuente) o como resultado de estados de tensión prolongados a los que es sometido el individuo que es propenso a ella. 

Evaluación de la disfemia 


Se realiza mediante la observación y el registro de datos del paciente y su comparación con un registro de habla considerado normal. Su objetivo no es asignar una simple etiqueta, sino determinar los factores que están agravando el trastorno, para minimizarlo en lo posible y lograr una intervención con garantías de éxito. 

ESTRATEGIAS PARA FACILITAR EL DESARROLLO DEL LENGUAJE 
  • Imitación: repetición inmediata de un estímulo. 
  • Madresía: consiste en que el niño oiga un lenguaje simplificado y de fácil comprensión. 
  • Habla paralela: hablar en voz alta al niño proporcionando información organizada de la realidad. 
  • Modelado: interacción que ocurre cuando los adultos responden a la expresión del niño. 
  • Expansión: el adulto pone en una forma gramatical correcta la información incorrecta. 
  • Desempeño de roles: practicar roles diversos empleando un lenguaje apropiado para cada personaje y contexto. 

Bibliografía
  • COSSIO, A. (2012). Trastornos del lenguaje. Presentado en la cátedra de Problemas de Aprendizaje, en la Universidad Ricardo Palma. Lima: URP

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...