jueves, 10 de mayo de 2012

Aproximación a la Psicología Ambiental

Originalmente Publicado en Entropyaz Blog 



La psicología social se encarga del estudio de la determinación mutua entre el individuo y su entorno social. Así, esta ciencia analiza los aspectos sociales del comportamiento y el funcionamiento mental.

La información existente sobre los contenidos de la psicología social como disciplina científica plantean un problema entre una orientación hacia lo básico o hacia lo aplicado. Es también cada vez más habitual que aparezcan juicios según los cuales esta dicotomía disciplinar carece de sentido. Es necesario promover una disciplina que integre ambas vertientes como aspectos o matices de un mismo saber psicosocial (Hernández y Valera, 2001, citados por Exposito & Moya, M, 2005).

Ninguna disciplina puede ser considerada solo básica o sólo aplicada, sino necesariamente, como resultado de una combinación entre ambas perspectivas. Sería un error asumir que la investigación básica o teórica no es relevante socialmente, aunque no esté “orientada por el problema” como aquella otra más aplicada.

Si esto es válido para la psicología social, también lo es para la psicología ambiental. En este sentido, quienes enfatizan la conexión lógica entre las teorías y los programas de intervención: “Las teorías son usadas para generar nuevas teorías, para orientar programas de gestión y de intervención, y para detectar nuevos problemas o retos de la gestión”. A su vez “es necesario […] convertir la intervención ambiental en una oportunidad para la investigación misma” (Corraliza y Gilmartín, 1996, citados por Exposito & Moya, M, 2005)

En el ámbito de la psicología ambiental, el objetivo último de toda intervención  y gestión es el mantenimiento y la mejora de la calidad de vida, (Moreno y Pol, 1999, citados por Exposito & Moya, M, 2005) y ello por tres motivos principales:
  1. Por prescripción de las propias normas legales
  2.  Porque toda intervención se realiza en el marco de un tipo de desarrollo que precisa un modelo de bienestar y calidad de vida
  3. Porque toda intervención va a tener algún efecto sobre la población más inmediata, modificando sus condiciones de vida y, por tanto su bienestar.


Es por ello que profundizaremos en la visión de los campos a los que se ha aplicado el conocimiento psicoambiental y las intervenciones que se han derivado de ello. Estos ámbitos de intervención se han clasificado en dos grandes grupos.

El primer ámbito, la intervención sobre el entorno construido, se centra en lo que fue el interés primigenio de la actual psicología ambiental: la aplicación del conocimiento psicosocial al diseño arquitectónico. Concretamente, se exponen a las relaciones entre los aspectos psicoambientales y los procesos de interacción social en ambientes institucionales, como hospitales y centros educativos, en ambientes laborales, y en ambientes residenciales urbanos.

El segundo ámbito recoge las intervenciones que se han ido desarrollando como respuesta a la situación del deterioro que sufre el medio ambiente. En este apartado, se desarrolla la idea de intervención psicoambiental en términos de conductas personales y sociales, como sucede en el caso de la promoción de la conducta ecológica, la educación ambiental, y en la promoción de la participación y el voluntariado ambiental, enfatizando también la necesidad de gestionar más eficientemente la relación del ser humano y sus entornos.

Bibliografía:
  • EXPOSITO, F. Y MOYA, M. (2005). Aplicando la psicología social. Editorial Pirámide.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...