jueves, 10 de mayo de 2012

El voluntariado y los adultos mayores


 Originalmente publicado en Entropyaz Blog

De acuerdo a muchos estudios, en los adultos maduros la habilidad para resolver problemas novedosos (inteligencia fluida) puede disminuir gradualmente, aunque muestran una creciente competencia para resolver problemas en sus campos de elección. ¿Por qué? La respuesta, de acuerdo con William Hoyer y sus colegas (Hoyer y Rybash, 1994; Rybash, Hoyer y Roodin, 1986), radica en el conocimiento especializado, una forma de inteligencia cristalizada o pragmática que depende de la acumulación y organización de una gran cantidad de información muy específica acerca de conceptos y procedimientos, y en el fácil acceso de tal conocimiento en la memoria. Esta experiencia parece ser relativamente independiente de cualquier falla en la inteligencia general y en la maquinaria de procesamiento de información del cerebro.

En un estudio realizado en Paraguay por la Psicóloga Sylvia Korotky  autora de “Los adultos mayores voluntarios en Uruguay: descripción y perfiles”, los resultados nos muestra los efectos del voluntariado en los adultos mayores en comparación a los no voluntarios:

Satisfacción con la vida: Las medias en cuanto a grado de satisfacción con su vida fue de 3,62 para los voluntarios y 3,24 para los no voluntarios. Se encuentra que los voluntarios tienen una mayor satisfacción con la vida (prueba t = 0.004).

Nivel educativo: La media de nivel educativo de los voluntarios es de 5,91 (4 preguntas no contestadas) y de los  no voluntarios 4,57 (4 respuestas no contestadas). La relación es significativa al 0.0001: es decir, los voluntarios tienen mayor nivel educativo que los no voluntarios.

Ingresos: La media de ingresos económicos de los voluntarios es de 7,16 (7 no contestan), y la de los no voluntarios 5,74 (3 no contestan). Se observa que la diferencia es significativa, según el resultado  de la prueba t = 0; es decir que los voluntarios tiene mayores niveles de ingreso que los no  voluntarios

Calidad de vida: En cuanto a los aspectos que ambos grupos priorizan en cuanto a su calidad de vida, es de notar una gran semejanza, salvo que en quinto lugar los no voluntarios priorizan sentirse satisfechos con la vida mientras los voluntarios priorizan tener una vivienda buena y cómoda. 

Los trabajos como los de la Psic. Sylvia Korotky nos permiten observar más claramente los beneficios para los adultos mayores en el voluntariado, siendo este un gran aporte a la sociedad. En el Perú, existen los Centros del Adulto Mayor (CAM), que  son espacios de encuentro generacional orientados a mejorar el proceso del envejecimiento mediante el desarrollo de programas de integración familiar, intergeneracional, sociocultural, recreativo, productivo y de estilos de vida, para un envejecimiento activo. Es este envejecimiento activo, el que a través de actividades como el voluntariado no solo mejora la salud de los adultos mayores, sino que también aumentan su satisfacción con la vida.

Bibliografía
  • PAPALIA, D. (2009). Desarrollo del adulto y vejezMexico: McGrow-Hill.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...