miércoles, 30 de mayo de 2012

Infografía: Los estilos de amor de Lee




En lugar de tratar de describir diferentes patrones o tipos de amor, John Allan Lee (1974, 1988, 1998) propuso una teoría que describe seis diferentes estilos de amar que caracterizan a las relaciones humanas íntimas: romántico, juguetón, posesivo, de compañía, altruista y pragmático.

Las personas con un amor romántico (eros) tienden a hacer énfasis en la belleza física cuando buscan a su pareja ideal. Los amantes románticos se deleitan con la belleza visual y táctil, y con el placer sensual que les brinda el cuerpo de su pareja, y tienden a ser muy afectuosos y muy comunicativos con ella.

Las personas con un amor juguetón (ludus) son amantes a los que les gusta “jugar” y tener muchas conquistas con poco o ningún compromiso. El amor es diversión, el acto de la seducción se disfruta y las relaciones son casuales y transitorias.

La gente con amor posesivo (mania) busca relaciones amorosas obsesivas que a menudo se caracterizan por confusión y celos. Estas personas viven como en una montaña rusa en la que cada gesto de afecto de la pareja les brinda éxtasis y el más leve desaire les produce una gran agitación.

Los individuos con amor de compañía (storge) desarrollan el afecto y el compromiso con lentitud pero tienden a tener relaciones duraderas. Este estilo es un amor sin fiebre ni confusiones, una forma tranquila y apacible de relacionarse que generalmente comienza con una amistad y con el tiempo se convierte en afecto y amor.

Aquellos con amor altruista (agape) se caracterizan por un deseo compasivo de dar sin esperar nada a cambio. Tal tipo de amor es paciente y nunca exigente ni celoso.

Las personas con un amor pragmático (pragma) seleccionan a sus parejas con base en criterios prácticos (como intereses compartidos) que llevan a una satisfacción mutua. Estos individuos ven el amor como un tipo de “negocio romántico” y tratan de obtener el mejor trato buscando parejas con intereses sociales, educativos y religiosos compatibles con lo propios.

¿Qué pasa cuando en la relación se juntan diferentes estilos de amor? Para Lee, éste es un punto crítico. Él sugiere que las relaciones amorosas fracasan con el tiempo porque “a menudo las personas hablan diferentes idiomas cuando se refieren al amor”. Aunque la pareja trate de construir una relación duradera, sus esfuerzos pueden verse obstaculizados por integrar estilos de amor que no son compatibles. En contraste, la satisfacción y el éxito de las relaciones amorosas a menudo dependen de encontrar un compañero que “comparta el mismo tipo y la misma definición de amor” (Lee, 1979, citado por Crooks & Baur, 2009).

Bibliografía
  • CROOKS, R.; BAUR, K. (2009). Nuestra sexualidad, 10ma edición. México: CENGAGE Learning.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...